• 0
Hábitos para dormir mejor

Consejos para dormir mejor

Etiquetas :

Categoría : Blog

Consejos para dormir mejor.

Dormir mal es un problema. Dormir es una función básica de nuestro cuerpo que aporta el equilibrio necesario para tener una buena salud. Pasamos de media 1/3 de nuestra vida durmiendo (8horas/día), por lo que es importante hacerlo bien.

Aquí tienes algunos consejos generales que puedes poner en práctica si tienes dificultades para conciliar el sueño:

Hábitos para dormir mejor

MEJORA LOS FACTORES AMBIENTALES:

– Elimina los ruidos y el exceso de luz, en la medida de lo posible.

Intenta adecuar la temperatura del dormitorio para que te sea lo más cómoda posible.

Ventila la habitación antes de dormir, para liberarla de olores y que se refresque, pero evita el exceso de frío.

– El lugar en donde duermes ha de ser tranquilo para ti. Lo que es tranquilo para unos no lo es para otros. Piensa en lo que te produce a ti tranquilidad, relajación y bienestar.

– El colchón y la almohada han de ser lo más cómodos posible.

MEJORA LOS FACTORES ASOCIADOS A LA SALUD:

Intenta levantarte y acostarte siempre a la misma hora, el descontrol horario afecta al sueño. Aunque resulte sorprendente, dormir un domingo demasiadas horas puede ser contraproducente.

Procura establecer hábitos previos antes de ir a dormir, como lavarte los dientes, preparar la ropa del día siguiente o airear la habitación. Esto, inconscientemente, mentaliza al cerebro de que se acerca “la hora de dormir”.

– No realices actividades en el dormitorio que te puedan desvelar como ver la televisión, usar el portátil, jugar con el móvil, etc.

– Acuéstate sin hambre y con la digestión hecha, cena dos horas antes de irte a dormir y procura que las cenas no sean muy pesadas.

– Reduce al máximo los estimulantes como café, té, refrescos de cafeína, alcohol, tabaco, etc. en la cena o antes de ir a dormir.

– Realiza ejercicio físico de manera regular, el acabar el día cansado hace que sea más fácil conciliar el sueño. Eso sí, evita hacerlo a última hora o activarás tu organismo y te podría desvelar.

Cuando se acerque la hora, ve desacelerando tu actividad, no hagas tareas que requieran mucha concentración ni trabajes hasta tarde.

– La siesta después de la comida está muy bien, pero no debe durar más de 20-30 minutos o desequilibrará tu sueño.

– No te obsesiones con quedarte dormido. Si te acuestas y no te puedes dormir, levántate de la cama y haz alguna actividad tranquila, leer un rato o relajarte pensando en proyectos o recuerdos bonitos son buenas opciones.

 

¡Felices sueños!

 

Eva Labarta


Comenta o comparte tu historia