• 0
No eres diferente a los demás.

Las emociones durante el proceso de reproducción asistida

Categoría : Blog

El estrés y la carga psicológica pueden llegar a ser tan fuertes durante el proceso de la reproducción asistida que se posicionan como la primera causa de abandono de este tipo de tratamientos. En cifras, el 77% de pacientes que abandonan los tratamientos, lo hacen por presiones psicológicas en lugar de por un mal pronóstico médico, y los abandonan por iniciativa propia.No eres diferente a los demás.

Desear tener un hijo y no poder conseguirlo pronto y de forma natural es fuente de estrés, depresión… Un remix de emociones que pueden hacer de la reproducción asistida un camino muy intenso. Por ello debemos esforzarnos (psicólogos, entorno y vosotros mismos) para conseguir un estado emocional positivo y fuerte y no quedarnos atascados en algunas de estas emociones que dificultarán el éxito del proceso.

Algunos de los estados emocionales por los que podemos pasar son:

Ansiedad. Por la incertidumbre de los resultados. – Depresión. Por la pérdida de la capacidad reproductiva de forma natural, por resultados negativos de forma repetida… – Enfado. “¿Por qué a mí?” Podemos estar enfadados y, a veces, no sabemos muy bien con quién estamos enfadados. – Ambivalencia entre tristeza y esperanza. Pueden cambiar las emociones con gran rapidez y aparentemente sin justificación.

1er paso: Entender que este proceso es habitual en todas aquellas personas con problemas reproductivos que se someten a alguna técnica de reproducción asistida. Es normal sentir estos sentimientos y otros muchos.

2º paso: Reconocer cada sentimiento y encontrar la manera de expresarlo. Quizás con nuestra pareja, con la familia más cercana o amigos, o con los profesionales en psicología de la reproducción, que podrán guiarnos y acompañarnos.

3er paso: Encontrar un espacio donde expresar en confianza nuestros sentimientos, dudas y temores, experiencias y problemas relacionados. Debes sentirte entendido, aceptado y respetado. Si es necesario puedes hacer una lista con aquellos aspectos que te preocupan o consideras problema, para que sea más fácil compartirlos.
Siempre: Esforzarnos en ser positivos y aumentar la autoestima. Tener otros proyectos y planes en marcha, a parte de la m/paternidad. Repartir las fuerzas y el tiempo para no atascarnos. Porque nuestra vida se mantiene gracias a muchos pilares, que no podemos descuidar u olvidar. Cada proyecto, cada pilar en nuestra vida es importante, pero ninguno puede ser único.

Eva Labarta


Comenta o comparte tu historia