• 0
Te informamos desde www.psicologiayfertilidad.com

¿Qué es la reserva ovárica?

Testimonio en Alumbra, Psicología y Fertilidad

Testimonio en Alumbra, Psicología y Fertilidad

Charlábamos distendidamente un grupo de mujeres sobre el bebé de una de ellas. La madre comentaba la mala noche que había pasado: “Gemma come cada tres o cuatro horas y así una noche detrás de otra… ¡con sus días!, agota a cualquiera”. Aunque cansada, la recién estrenada madre estaba plena de felicidad. “¡Tiene una boquita tan preciosa! Pone los labios así”, decía imitando a la bebé.

Otra de las mujeres comentaba: “Ya tendré tiempo de vivir esa experiencia, ahora no me lo puedo permitir.”

 

“Pues no lo dejes para muy tarde, no sea que se te acaben los óvulos”, le comenté con la normalidad de quien se cree entendido.

¿Cómo, cómo? ¿Que los óvulos se acaban? Creía que se generaban constantemente hasta la menopausia”, me replicó con asombro.

“Pues sí, ¿de dónde crees que viene lo de reserva ovárica?”.

Esta conversación me hizo pensar que son muchas las mujeres que no conocen estos “detalles” biológicos de su cuerpo. Y no está directamente relacionado con el nivel cultural. Muchas mujeres apuestan por su educación y su profesión, tomando la decisión de aplazar la maternidad sin barajar estas variables desconocidas por muchos.

 

Empezaremos por el principio. Las mujeres tenemos una dotación de ovocitos desde que nacemos. Podría estar cercana al millón. Hay actividad ovárica desde la semana 12 de gestación (3 meses) y la generación de ovocitos finaliza de forma irreversible en la semana 20 de gestación (5 meses). Venimos al mundo con una reserva ovárica limitada y vamos perdiendo óvulos desde que nacemos hasta la menopausia.

 

De ese millón de óvulos inicial, aproximadamente unos 400.000 siguen presentes cuando comienza la menstruación en la pubertad. Es una cantidad más que suficiente para todo el período de vida fértil, aunque sólo tendremos unas 400 ovulaciones a lo largo de nuestra vida reproductora. El ovario se encarga de ovular los de mejor calidad. Selección natural. ¿Te parecen que son pocos? Piensa que nosotras necesitaremos 2 ó 3… ¡o tan solo 1!

 


¿Cómo realiza la naturaleza la selección del mejor óvulo? El ovario inicia el desarrollo de varios folículos (que contienen óvulos en su interior). Uno de ellos, el folículo dominante, será el que crezca más, rompiéndose durante la ovulación y liberando un óvulo maduro para que sea fecundado por un espermatozoide.

El óvulo permanece inactivo en su folículo y suspendido en medio de una división celular (meiosis II), lo que lo convierte en una de las células de más larga vida del organismo.

¡¿A que es maravillosa la naturaleza?!


 

A mayor edad hay una menor reserva ovárica. A partir de los 35 años tenemos una pérdida importante de óvulos y aproximadamente a los 40 los óvulos de mala calidad son superiores a los saludables, por lo que las posibilidades de embarazo son mínimas. Es cierto que cantidad y calidad van unidas cuanto más joven es la mujer, ¡pero ojo!, algunas mujeres jóvenes también pueden tener una baja reserva ovárica por tabaquismo, alcoholismo, exposición a agentes tóxicos, por origen genético, o infertilidad asociada a tratamientos oncológicos.

Te informamos desde www.psicologiayfertilidad.com

Te informamos desde www.psicologiayfertilidad.com

Lo que quería transmitir a mi amiga en aquella charla es que el parámetro que mejor correlaciona con la calidad del óvulo es la edad de la mujer. De hecho, de los 16 a los 30 nos encontramos con el período biológicamente ideal para la fertilidad. Pero como el ritmo frenético de la sociedad actual no entiende de períodos ni edades bioadecuadas para ser madre, siempre podremos solucionarlo con la vitrificación/congelación de óvulos.

Elena S. Alguacil


Comenta o comparte tu historia